Investigan en A Coruña a mafias que «escogen» las casas en portales inmobiliarios

La familia que ocupó una mansión en venta valorada en 750.000 euros en una de las zonas más exclusivas de A Coruña llamó a la Guardia Civil minutos después de que los operarios de la empresa del suministro, protegidos por tres patrullas de la Policía Local, le cortasen el agua. El hombre, que se metió en la casa hace dos meses junto a su esposa y varios hijos de corta edad, denunció que residían en la vivienda y que en ella había menores, lo que les daba derecho a contar con el servicio e impedía la suspensión del suministro.

El inmueble, ubicado en A Zapateira, en la calle Aguaceiros y de 610 metros cuadrados construidos, pertenece a una entidad financiera y está a la venta en varios portales inmobiliarios. Aparte de mostrar hasta 47 fotos del interior y del jardín de 1.184 metros cuadrados con piscina, se ofrece con estas características: «Distribuido en planta baja con salón, comedor, cocina amueblada, 1 despacho, 1 dormitorio y 2 baños; bajo cubierta con sala de estar, 3 dormitorios (2 de ellos con vestidor), 4 baños y trastero; planta sótano distribuida en comedor, 1 dormitorio, 1 baño, zona de lavandería, sala de calderas, almacén, despensa y garaje para 2 vehículos».

La casa usurpada tiene 610 metros construidos y un jardín con piscina de 1.178

Pese al precio, al alcance de muy pocos, esta casa es una de las más económicas de esa zona. En esa misma calle se ofrecen otros dos inmuebles que superan el millón de euros. Y que también se encuentran a la venta en varios portales inmobiliarios. Pero con una diferencia importante y que no escapa a los okupasEstas últimas cuentan con alarma pese a que están vacías, lo que frena cualquier intento de usurpación. «En cuanto entran, salta en nuestra central el aviso, que trasladamos de inmediato a la Policía o Guardia Civil. Los agentes se presentan en cuestión de minutos, antes de que los okupas se establezcan en ella, por lo que las autoridades los pueden echar de inmediato, pues la ley establece que durante las primeras 72 horas se puede proceder al desalojo», cuentan fuentes conocedoras del caso.

Deben ser considerados allanadores de morada

I

Según fuentes de la Guardia Civil y de la Policía Local, ya es práctica habitual entre mafias que se dedican a ocupar inmuebles buscarlos en las webs inmobiliarias. Preferiblemente, que los propietarios sean entidades financieras, pues el proceso legal del desahucio se prolonga más tiempo en los juzgados que en los casos en los que el dueño sea un particular.

La trama es sencilla. Sin levantarse del sofá, con el ordenador delante, las mafias de okupas navegan por los portales inmobiliarios en busca de propiedades. Ahí donde ven una que reúna las características idóneas para ser usurpada, se meten y punto. Durante los tres primeros días tratan de pasar inadvertidos para los vecinos, con el objeto de que pasen las 72 horas establecidas en la ley y así poder demostrar que ya están establecidos en la vivienda.

Este sistema no es nuevo. En las grandes capitales españolas lleva funcionando algunos años. Pero ahora ya ha llegado a Galicia, según confirman fuentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional.

Articulo publicado aqui

Share this post